Noticias :

Publicidad

¿Cómo es el departamento ideal para un gato? ¡Te damos las 5 claves!

Departamento ideal para un gato advice

Un gatito mira por la ventana mientras disfruta del depa de sus sueños

© Shutterstock

Analizamos todo lo que tiene que tener tu departamento para que tu gato se sienta lo más cómodo posible en él. Ventanas, luz natural, balcón, terraza, tamaño… Todo es importante y deberás tenerlo en cuenta para optimizar la calidad de la convivencia.

Por Roberto Herrero

Actualizado el 20/05/20 10:13

Si estás pensando en adoptar un gato y vives en un departamento, en Wamiz queremos ayudarte a saber qué tan apto es tu espacio para el nuevo miembro de la familia.

Porque el gato es el animal preferido a nivel mundial para vivir en departamentos con humanos, por encima de los perros incluso, lo cual demuestra que es un ser con una capacidad muy alta para adaptarse a distintos ambientes.

Pero claro, existen muchos tipos distintos de departamentos, tanto en tamaño como en características, por eso es conveniente pensarlo detenidamente antes de tomar la decisión final.

Pero, como ya te hemos comentado anteriormente en alguna ocasión, también es muy importante tener en cuenta nuestro estilo de vida para tener claro si podemos vivir con un gato o si, por el contrario, lo mejor es que nos conformemos con uno de peluche, que también son muy bonitos.

Pero centrándonos exclusivamente en las características del departamento, vamos a analizar qué vivienda se adapta mejor a la vida con un gato.

¿Es importante la luz natural en la vida de un gato?

Se podría decir que este aspecto es casi imprescindible. El gato es un animal que disfuta muchísimo de la luz natural.

Todo el que tenga uno viviendo en su casa habrá comprobado que les encanta tumbarse al sol, aunque sea en el interior de la vivienda.

Si tu depa da a un patio interior en el que apenas da la luz, es muy probable que tu gato va a extrañarla 

Asimismo, todo dependerá de lo que el animal haya conocido previamente, ya que si ha llegado a tu casa siendo aún un bebé, tendrá muchas facilidades para adaptarse a la nueva vivienda que si lo hace ya siendo adulto.

No obstante, si aun teniendo poca luz natural decides adoptar un gato, has de tener claro que deberás paliar esa deficiencia lumínica con luz artificial, incluso en tu ausencia, para que el propio animal sea capaz de distinguir prerfectamente entre el día y la noche.

Además de la luz natural, ¿son importantes las ventanas?

Importantísimas. Vamos a aclarar que la luz natural puede entrar por muchos sitios y no siempre son ventanas accesibles para la vista del gato.

gato viendo por la ventana
Un minino disfrutando de su casa y de la ventana. ©Shutterstock

Si son ventanas demasiado altas, el gato no podrá mirar a través de ellas y tendrán que renunciar a algo que en realidad les encanta.

Los gatos pueden pasarse horas mirando por la ventana y es una forma muy buena de que se distraigan y de que al mismo tiempo se relajen.

¿Con o sin terraza?

En este sentido, la respuesta es clara y evidente. Un gato será mucho más feliz en una casa con terraza exterior.

Si no dispones de una, un balcón también será ideal. Podrá tomar el aire y al mismo tiempo observarlo todo.

Eso sí, deberás tener mucho cuidado con las salidas que tenga hacia el exterior de tu casa, ya que podría caerse o incluso pasar a la casa del vecino, ya que ellos no saben dónde acaba tu propiedad.

gato en el balcón
Un gato disfruta de la vista en el balcón ©Shutterstock

¿Qué medida es la mínima aconsejable para vivir con un gato?

No hay una medida ideal en este caso. Obviamente, cuando más grande sea la casa, más entretenido estará el animal.

Lo que sí has de tener claro es que el gato necesita su espacio. Necesita disponer de un rincón que pueda hacerlo suyo y en el que se sienta realmente cómodo, si puede ser, apartado del centro neurálgico de tu hogar.

Si vives en un departamento minúsculo y además lo haces con otra persona, no es muy aconsejable que introduzcas un gato a vivir, ya que no terminará de estar cómodo en ningún sitio y eso puede estresarle notablemente.

Hay otras mascotas adecuadas para casos como este, como pueden ser los hámsteres, los pájaros o los reptiles, que tienen su propio espacio delimitado en la jaula o en el terrario.

¿Cuál es la conclusión final?

Lo ideal para que el gato se sienta lo más cómodo posible es que la casa tenga luz natural, ventanas al exterior y el espacio suficiente como para que el animal tenga su propio rincón.

Si tu departamento carece de alguna de estas opciones, deberás poner especial cuidado en optimizar las demás para maximizar su bienestar.