Publicidad

Cómo saber si mi gato está enfermo: síntomas principales

mi gato esta enfermo advice

A veces puede ser difícil detectar si un gato se siente mal

© Pixabay

Los gatos suelen esconder los síntomas de sus enfermedades; para ayudarte a cuidar su salud, te decimos cómo reconocer los signos y detectar si se siente mal.

Por José Manuel Cano

Actualizado el 13/01/21 4:54

Amamos a nuestros pequeños amigos felinos, los adoramos, nos parecen los animales más listos del mundo, pero... ¿sabías que pueden ser muy poco 'astutos' cuando se trata de una enfermedad? 

Ni siquiera los expertos en gatos saben algunas veces cómo se sienten realmente...

Nuestros gatos están genéticamente programados para ocultar cualquier signo de debilidad. 

En la naturaleza, mostrar cualquier signo de vulnerabilidad aumenta la amenaza de los depredadores, por lo que es natural que ellos intenten vivir en un entorno libre de estas supuestas amenazas.

Así pues, depende de ti, como humano responsable de tu gato, averiguar si tu peludo está enfermo. Una vez aprendido esto, podrás llevarlo a un veterinario para actuar con un tratamiento particular.

Wamiz, abordamos los 7 síntomas principales a tener en cuenta para saber si tu gato está enfermo.

  • Tu gato pasa mucho tiempo escondido.
  • Cambios en su uso del arenero.
  • Duerme mucho (más de lo normal).
  • No tiene mucho apetito.
  • Sus hábitos de higiene cambian: se acicala demasiado o deja de hacerlo.
  • Tiene mal aliento.
  • Se le cae mucho pelo.

A continuación te explicamos más a fondo cada uno de estos síntomas.

1. Pasa mucho tiempo escondido

¿Te has dado cuenta de que tu gato, normalmente sociable, últimamente no se deja ver tanto? ¿No te parece que pasa demasiado tiempo escondido debajo de una silla o detrás de un librero?

Es una de las primeras cosas que los gatos tienden a hacer cuando están apachurrados: se esconden. Una vez más, todo esto se reduce a un instinto primario: están tratando de evitar amenazas potenciales mientras no se sientan fuertes y audaces.

gato escondido
Los gatos tienden a esconderse cuando se sienten débiles. © Shutterstock.

2. Cambios en su uso del arenero

Podemos apreciar heces líquidas o simplemente ver que el minino va al 'baño' con más frecuencia u orina menos de lo normal. Una variación de sus hábitos en el baño es síntoma común de una enfermedad en los gatos. 

Los cambios en su rutina pueden tener multitud de causas, desde un problema en la vejiga hasta tumores, por lo que la atención veterinaria es esencial para determinar la causa subyacente.

3. Duerme demasiado

¿Qué les gusta hacer a los gatos? Dormir, por supuesto, y es perfectamente normal que duerman hasta 20 horas al día. Pero si has notado que tu gato parece estar siempre tomándose una siesta y no puede mantenerse despierto, una enfermedad puede ser la culpable. 

Un gato enfermo suele mostrarse letárgico, flojo, débil y lucha por mostrar interés en cosas que alguna vez despertaron su atención.

4. Pierde interés en comer

Todos sabemos lo mucho que un gato sano disfruta de su comida y trata de obtener la mayor cantidad posible. Entonces, si tu compañero felino, de repente, parece desinteresado a la hora de la comida o lucha para terminar su comida, podría ser una señal de que algo no anda bien.

Si tu gato no come lo suficiente durante varios días seguidos pueden surgir complicaciones graves como la lipidosis hepática. Esta es una patología de rápido desarrollo y peligrosa, así que ve al veterinario lo antes posible.

gato comiendo de tazón
La falta de apetito es una señal importante de enfermedad. © Shutterstock

5. Anda sucio y desaseado

Si eres amante de los gatos, te habrás dado cuenta de cuánto tiempo pasan acicalándose y arreglándose. Los felinos que pierden interés en su rutina diaria de aseo pueden no sentirse muy bien. Si el pelaje de tu pequeño se vuelve mate o grasiento, podría haber una enfermedad llamando a la puerta.

6. Tiene mal aliento

Aunque el aliento de un gato puede oler un poco a pescado, por lo general debe ser más o menos indetectable. Si notas un hedor importante procedente de la boca del gato, no lo dejes pasar. 

El mal aliento, o halitosis, en los gatos, generalmente se atribuye a un problema dental. Puede ser una enfermedad periodontal o un absceso dental. Del mismo modo, también podría ser causado por diabetes, una enfermedad renal e incluso cáncer.

7. Pérdida de pelo en gatos

Si notas zonas de calvicie o una capa delgada en tu michi, podría estar ocurriendo algo sospechoso. Si notas una comezón excesiva, es posible que tenga parásitos o que esté padeciendo una alergia. En este caso, el tratamiento es bastante simple y no hay necesidad de que el gato sufra por más tiempo. 

La pérdida de pelo en los gatos también puede ser causa de estrés o ansiedad.

Cómo saber si mi gato bebé está enfermo

Hay síntomas comunes que se presentan tanto en los gatos adultos como en los bebés. Sin embargo, hay que tener siempre en cuenta que las enfermedades son mucho más graves en los gatos pequeños, ya que por ejemplo una diarrea puede fácilmente ser letal.

Si notas alguno de estos síntomas en tu gatito, es importante que acudas de inmediato al veterinario.
  • Duerme demasiado. Los gatitos duermen mucho, pero también son activos y curiosos cuando están despiertos. Si tu gatito está letárgico y no se levanta, significa que algo no anda bien.
  • Tiene las encías blancas. Este puede ser un síntoma de anemia y en todo caso, no es un signo que deba pasarse por alto.
  • Tiene el vientre inflamado. Es normal que los gatitos bebés sean barrigones, pero si notas su panza más grande de lo normal, puede deberse a parásitos, a que tiene problemas para defecar o a alguna otra enfermedad. Si la hinchazón no pasa en unas horas, llévalo al veterinario.
  • Tiene los ojitos lagañosos. Los gatitos son muy propensos a desarrollar enfermedades en los ojos. Si notas que tiene lagañas o incluso problemas para abrir los ojos, definitivamente algo anda mal.
  • Tiene diarrea. La diarrea puede deberse a un problema con el alimento, a parásitos intestinales, ansiedad y muchas otras causas, pero puede ser un problema realmente grave para un gatito bebé.
  • No come o hay que insistir mucho para que lo haga. Un gatito puede ser melindroso, pero si de verdad no está comiendo nada, tienes que llevarlo a revisión.
  • Vomita. A veces los gatitos comen mucho o muy rápido y acaban vomitando. No es lo ideal, pero es normal. Pero si tu gatito vomita continuamente, entonces significa que algo anda mal.
  • Tose, estornuda o jadea. Si lo hace una sola vez, no tiene por qué ser síntoma de enfermedad, pero si está continuamente estornudando, tosiendo o jadeando, hay que consultar al médico o médica.
  • Tiene problemas de orina. Orina mucho, mustra dolor al orinar o el color de la orina es muy oscuro.

Cómo saber si mi gato está enfermo del hígado

Los síntomas que pueden alertarte en este sentido son los siguientes:

  • Mucosas (encías, interior de la boca) amarillentas.
  • Desorientación. Puedes notarla cuando camina o en cambios en sus actividades diarias.
  • Cambios de comportamiento. Está menos activo, está huraño, se esconde, etcétera.
  • Convulsiones. Por supuesto, si tu gato tiene este síntoma, es urgente que lo vea un profesional.
  • Pérdida de apetito. Como siempre, este es un foco rojo en la salud de los gatos.
  • Apatía. Que no debemos confundir con que el gato sea dormilón, por supuesto.

No dudes en visitar a tu veterinario si notas que tu gato sufre alguno de estos cuadros para cortar con el problema de raíz.

Y si resulta que tu gato efectivamente tiene una enfermedad hepática, es importante que consideres cambiar su alimentación a algo adaptado para este problema.

Cómo saber si mi gato está enfermo de los riñones

Los gatos, en especial algunas razas, son propensos a desarrollar problemas urinarios o de los riñones. Estoas son algunos de los signos que te señalan si tu gato podría tener un problema de este tipo:

  • Tu gato va frecuentemente al arenero y se coloca en posición para orinar durante mucho tiempo sin lograr nada.
  • Hay gotitas de sangre en la orina.
  • Vocaliza en exceso. Maúlla muy fuerte porque tiene dolor.
  • Las cantidades de orina son muy pequeñas.
  • Se lame constantemente el abdomen y zona genital.
  • Pierde el apetito y también no quiere tomar agua.
  • Se encuentra en un estado letárgico, apático, incluso se aísla y esconde de la gente.
como saber si tu gato esta enfermo
Un gato letárgico puede estar enfermo. © Shutterstock

Ahora que ya conoces más sobre los signos de enfermedad en un gato, el mejor consejo es que trates de ser observador y, por supuesto, que vayas al veterinario si crees que puede estar pasando algo. 

¡Nadie quiere un enfermito en casa!