Noticias :
Wamiz Logo

Publicidad

¿Cómo es la dieta para gatos esterilizados?

dieta para gatos esterilizados advice

Un gatito comiendo de la mano de una humana

© Shutterstock

Si tu gato está esterilizado estos son alimentos que debes incluir en su dieta. Te decimos cómo controlar la alimentación de un gato esterilizado. 

Por Vanessa Parapar

De acuerdo con el veterinario español Antón Muñoz, consultado en exclusiva por Wamiz, cuando un humano toma la decisión de esterilizar a su gato debe ser consciente de que este proceso evitará la reproducción y calmará su comportamiento agresivo y territorial pero, probablemente le cause problemas de peso al felino.

Por esta razón; los humanos no deben olvidar poner a dieta a su mascota o marcarle una serie de reglas en su alimentación una vez esterilizados para luchar contra los kilos de más y todas las enfermedades que el sobrepeso puede llegar a ocasionarle a nuestro lindo gatito.

El veterinario aseguró a Wamiz que los gatos esterilizados sufren cambios tras la operación debido a que su cuerpo ya no produce tantas hormonas sexuales como antes.

Un hecho que se transforma en un apetito voraz y constante. La razón de peso por la cual los felinos pueden convertirse en obesos semanas después de terminar con el procedimiento. 

"Normalmente tras la intervención los gatos pueden llegar a comer hasta un 25% más de lo que ingerían antes. Una cantidad muy peligrosa para su organismo puesto que hay que tener en cuenta que durante el post operatorio se vuelven más pasivos", asegura.

¿Cómo debe ser la dieta para gatos esterilizados?

Regula su comida

Aunque te duela y sufras por dentro ya que como buena madre -o buen padre- sabes que tu gato está pasando hambre y tiene ganas de devorar cualquier cosa.

No cedas ante sus caprichos porque la decisión es por su bien. De acuerdo con las palabras del doctor es muy importante controlar lo que come y saber cuáles son sus porciones (recomendadas por el veterinario tras la operación según las características del gato) para no darle de más.

Raciones pequeñas y de calidad

Los gatos esterilizados necesitan un coach a su lado para no caer en las garras de la tentadora mala alimentación.

Ese nutricionista eres tú, su humano. No te olvides de comprarle a tu felino croquetas y latas de comida de calidad adaptadas a su peso y edad ni de ponérselas en raciones pequeñas. De esta manera sabrás que tu mascota se está alimentando con productos buenos y con la ración necesaria.

Dale mucha agua

Ponle agua fresca y revisa que la tome. Tomar agua le ayudará a estar hidratado a la par que evitará problemas de riñón a corto, medio y largo plazo.

Adiós a los premios

Sabemos que es triste, pero también fundamental para que esté sano y fuerte.

Si habitualmente le dabas regalos, como galletas o dulces, a tu gato... ¡olvídate de hacerlo! Este gesto es innecesario cuando hablamos de un felino esterilizado puesto que cada premio lo hará subir unos gramos de más que podrían terminar convirtiéndose en un kilo (¡o hasta más!) y que solo le harán daño.

Actívalo

No todo iban a ser prohibiciones. Recuerda que tras la operación tu gato estará más apático e inactivo (esa es la razón que le hace engordar) por eso es imprescindible que juegues con él más que nunca.

Hazlo correr, saltar, esconderse... para que se sienta bien, alegre y en perfectas condiciones. Además de mejorar su físico le darás un plus de vitalidad que, sinceramente, nunca viene mal.

Visita a tu veterinario

Al margen de nuestros consejos es importante que tras la operación de tu gato visites a un veterinario para controlarle el peso y su estado de salud general.

Normalmente, un felino que se alimenta bien y en su justa medida no engorda aunque esté esterilizado, pero existen casos que aseguran lo contrario.

Este el motivo de acudir al doctor si notas cualquier tipo de cambio tanto en su estado físico como de ánimo puesto que, en ocasiones, basta con incluir un alimento o un producto en su dieta para que todo salga a pedir de boca. ¡Buen provecho! 

Lee también