Noticias :
Wamiz Logo

Publicidad

Cómo poner a dieta a mi gato con éxito

Cómo poner a dieta a mi gato advice

Un gato necesita estar en su peso para vivir sano y feliz.

© Shutterstock

Estas son las 5 formas de poner un gato a dieta. Descubre las distintas maneras por las que tu gato puede bajar de peso.

Por José Manuel Cano

¿Tu gato subidó un poco de peso y no sabes cómo hacer que lo baje?

Lo primero que debes tener claro es que tu minino es exactamente idéntico a ti. Sí, sí. ¿Vas a atreverte a decirme que nunca has engordado un poquito? Pues ahí está.

Tu mascota tiene derecho a tener una panza perfecta para hacerle cariñitos y... ¡qué gusto acariciarla!

Pero con cuidado, no olvides que su salud es lo más importante. Presta atención al peso y a la talla de tu gato para actuar en el momento de ponerlo a dieta.

¿No sabes cómo hacerlo? En Wamiz te damos las pautas para que tu gato pierda esos gramos de más.

©Shutterstock

Cómo poner a dieta a mi gato: consejos prácticos

Ejercicio

Un gato obeso -o gordito- debe moverse, no hay duda.

Si tu michi está sufriendo de sobrepeso o conoces al gato del primo de un amigo que está medio gordito, el movimiento le vendrá de perlas. La actividad física le ayudará a mantener la línea, a estar más ágil y a perder los gramos que le sobren.

Encuentra en este artículo ideas para jugar con tu minino.

Juega con tu mascota. Incítalo a correr, lánzale objetos y haz que se mueva para que desarrolle su instinto depredador. Estas prácticas son idóneas para que tu gato se vuelva loco corriendo y esté en todo momento motivado para jugar contigo.

Reduce sus porciones

En el momento que pienses que tu gato está ganando más peso del que debería, es el instante preciso para controlar sus raciones y ponerle límites a la hora de comer.

Esto le ayudará a digerir mejor los alimentos, le enseñará a controlarse y tú verás cómo su panza va disminuyendo poco a poco. Esto no quiere decir que le quites la comida de raíz sino todo lo contrario.

Reduce su cantidad de comida un poquito y repártesela a lo largo del día. Es decir, si antes le dabas X gramos dos veces al día, ahora tienes que darle un poquito menos y ponérselo en su plato 5 veces al día. Notarás el resultado.

Dale mucha agua

El agua le aportará a tu gato toda la hidratación que necesita su organismo para estar sano.

Es muy importante que tu mascota tenga siempre agua limpia y fresca en su bebedero. Pero eso no es todo: los expertos recomiendan mezclar el alimento para gatos con un poquito de agua.

De esta manera tu felino se saciará antes y comerá menos. Tenlo en cuenta a la hora de reducir sus raciones de comida.

Si tienes problemas para que tome agua, una fuente podría ser la solución que estás buscando.

Regálale una vida tranquila

Cuando hablamos de cómo poner a dieta a un gato es primordial saber que los nervios y la ansiedad son el peor enemigo para los mininos puesto que si tu gato tiene los pelos de punta comerá mucho más que en un estado de relax y tranquilidad.

Al igual que ocurre con nosotros los humanos, el estrés es dañino para los gatos.

No olvides ponerle siempre la comida en el mismo sitio, darle su espacio para que coma tranquilamente y no agobiarlo. Estos tres tips son imprescindibles para que tu felino mastique y digiera sin presión.

Apuesta por la dieta BARF

¿Sabes qué es eso? La dieta BARF para gatos es una forma natural de alimentar a tu mascota. Los dueños que apuestan por este tipo de alimentación solo le ponen a su felino para comer alimentos naturales.

Una manera, según cuentan los defensores de este régimen, perfecta para que gato tenga una salud de hierro y pierda peso comiendo bien.

En resumidas cuentas no importa qué tipo de régimen o de opción elijas para que tu gato pierda peso porque lo más importante es que lo hagas con responsabilidad, con la asesoría de un veterinario y sin poner en peligro la salud del minino.