Publicidad

Síntomas, tratamiento y causas de los cristales en la orina de tu gato

cristales en orina de gato advice

Un gatito junto a su arenero.

© Shutterstock

La aparición de cristales en la orina en gatos es un problema bastante frecuente entre nuestros felinos caseros. Aprende a detectarlos, porque tu gato podría necesitar atención médica inmediata.

Por Paula Rodríguez

Actualizado el 19/01/21 5:08

En este artículo, desde Wamiz te hablamos sobre las razones por las que se forman cristales en la orina de los gatos, un hecho que precisa atención veterinaria inmediata.

Cristales en orina de gato: ¿qué son exactamente?

Los cristales en la orina de gato son agrupaciones de minerales que se mantienen unidos entre ellos por fuertes enlaces y no se disuelven en la orina.

Estos cristales flotan en la orina y, poco a poco, van aumentando su tamaño a un ritmo que depende de su composición.

Suelen estar asociados a otros problemas urinarios como:

  • Infección de vías urinarias
  • Problemas renales
  • Cistitis
  • Alteración del pH

Lamentablemente, este problema forma parte de las enfermedades más comunes de los gatos. 

Dependiendo de la causa que origine su formación, los cristales en la orina de los gatos serán de un tipo o de otro aunque todos afectan al sistema urinario del gato.

Es decir, el mineral principal que lo componga será distinto.

pipi de gato
El arenero te puede decir mucho sobre la salud de tu gato. © Shutterstock

El tamaño de los cristales podrá ser muy variable: pueden comenzar con un tamaño microscópico hasta evolucionar a un depósito de “arenilla” e incluso cristales de unos cuantos centímetros.

Es importante destacar que los cristales en la orina de los gatos son una de las principales causas del desarrollo de FLUTD (Feline Lower Urinary Tract Disease), es decir, síndrome de enfermedad del tracto urinario inferior felino.

Tipos de cristales en la orina en gatos

La composición de los cristales varía en función de la situación y, dependiendo del problema presente, serán de un tipo o de otro.

Algunos se dan por la presencia en exceso de un mineral; otros, por situaciones ambientales como el estrés.

E incluso si un gato deja de comer o tomar agua y desencadena un problema multisistémico, el tipo de cristal de orina será diferente.

Los tipos de cristales de orina en gato más frecuentes son los siguientes:

  • Cristales de estruvita
  • Cristales de oxalato cálcico
  • Cristales de fosfato
  • Cristales de cistina

A continuación te hablamos más a profundidad de estas variedades de cristales.

Cristales de estruvita en orina gatos

Los cristales de estruvita en orina de gatos son los más frecuentes y suponen el 60% de los cristales urinarios.

Tienen una morfología rectangular que recuerda a lingotes de oro.

Su formación se asocia al exceso de magnesio, fósforo y calcio en la dieta, además de un exceso de proteínas.

También son factores predisponentes la edad, presentándose entre los 4 y 7 años con más frecuencia, y la esterilización en gatos con tendencia al sobrepeso.

Cristales de oxalato cálcico

Los cristales de oxalato en la orina de los gatos son los segundos en la lista, y suponen el 30% de los cristales urinarios. Tienen una morfología cuadrada o romboidal que se asemeja a un diamante.

Estos cristales son más frecuentes en los machos y ocasionan problemas de obstrucción uretral (se localizan en el pene e impiden la micción del gato). Se asocian al estrés y obesidad, además de a la insuficiente ingestión de agua.

Otros cristales

La aparición de enfermedad por parte de otros tipos de cristales no alcanza ni el 10%. Estos cristales en la orina de gatos pueden ser, por ejemplo, cristales de ácido úrico que aparecen, de forma secundaria, a otra patología sistémica mayor.

También los cristales de fosfato triple en gatos o de cistina están relacionados directamente con algún déficit en la dieta.

Síntomas de cristales en la orina en gatos

Nuestro gato nos puede decir que no se encuentra bien, y debemos estar atentos.

Si observas que tu gato tiene alguno de los síntomas descritos en la lista, debes acudir al veterinario ante la más mínima sospecha ya que, además de provocar mucho dolor, los cristales en la orina de los gatos pueden complicar una enfermedad urinaria y terminar convirtiéndose en una afección grave, incluso mortal:

Factores de riesgos para detectar un problema en el PH de la orina

  • Observamos que nuestro gato acude con frecuencia al arenero y se coloca en posición para orinar durante mucho tiempo sin que surta efecto.

  • En la orina observamos gotitas de sangre.

  • Vocaliza en exceso. Maúlla muy fuerte porque tiene dolor.

  • Las cantidades de orina son muy pequeñas.

  • Se lame constantemente el abdomen y zona genital.

  • Pierde el apetito y tampoco quiere tomar agua.

  • Se encuentra en un estado letárgico, apático, incluso se aísla y esconde de la gente.

gatito en su arenero
Un gatito pasándola mal en el arenero. © Shutterstock

Cristales en la orina gatos: tratamiento

De nuevo, te recordamos que es importante acudir al veterinario si sospechas de enfermedad urinaria en tu gato para que pueda instaurar un tratamiento lo antes posible.

Tras valorar el estado general de tu gato, el tratamiento más probable incluirá la administración de fluidos intravenosos o subcutáneos si el animal está muy deshidratado, una modificación de la dieta, incluso dieta comercial de prescripción veterinaria.

Es decir, alimento indicado para cristales de orina. También medicamentos antiinflamatorios o analgésicos si el gato tiene mucho dolor.

Los cristales de orina en gatos son un problema muy frecuente en cuanto a patologías urinarias, y una de las principales causas de FLUTD.

Como propietarios debemos estar pendientes y proporcionar una dieta equilibrada con su adecuada alimentación, junto con la ingestión de agua diaria recomendada, para que nuestro gato goce de la salud que se merece.

Recuerda que tu gato debe tener un consumo de agua (siempre tiene que ser agua frecsa y limpia) óptimo para evitar este tipo de enfermedades y estar hidratado. 

Lee también