Noticias :
Wamiz Logo

Publicidad

La mejor transportadora para tu gato: 5 consejos para no fallar en la compra

mejor transportadora para gato advice

Para elegir bien una transportadora hay varios aspectos a tener en cuenta.

© Shutterstock

Si tienes en mente viajar con tu mascota; no olvides que necesitas la mejor transportadora para tu gato. Este objeto es clave para que el gato esté cómodo durante el viaje y tú estés tranquilo. Estos consejos te ayudarán a tomar la buena decisión. 

Por Roberto Herrero

A veces es necesario que tu gato vaya contigo, por más que no sea un gran viajer, así que queremos ofrecerte los consejos para elegir la mejor transportadora para gato para que el michi te acompañe de la manera más cómoda posible.

Consejos para conseguir la mejor transportadora para tu gato

Antes de comprar la transportadora para tu gato, ¡comprueba!

1. El material del que está hecho la transportadora 

Sí, ya sabemos que hay transportadoras de tela muy bonitas, que quedarán muy bien con tu outfit, pero, ¿es lo más cómodo para tu gato? Sin duda, en Wamiz nos decantamos por transportadora rígidas, de plástico duro, mucho más fáciles de limpiar que la madera u otros materiales porosos.

El mercado nos ofrece múltiples alternativas a precios que van de los $ 600 a los 1,100 MXN.

Si van a viajar en avión, recuerda verificar las especificaciones de la aerolínea: muchas no aceptan gatos en transportadoras de tela.

2. El tamaño es importante

Ni muy grande, ni muy pequeño, el tamaño de tu gato es la clave a la hora de comprar una transportadora. Es muy importante elegir una transportadora donde tu gato se sienta cómodo.

El gato debe poder moverse con facilidad dentro de él, debe poder cambiar de postura, pero tampoco necesita un palacio para estar cómodo. La proporción adecuada es una vez y media el tamaño de tu gato. no entiendo

3. No descuides la ventilación

El el coche o en el camión, es muy probable que el michi se acalore. Por eso es muy importante tener en cuenta la ventilación a la hora de elegir la transportadora adecuada para nuestro gato.

Por norma, la mayoría suelen incorporar una puerta con una rejilla metálica que sirve para que nuestro gato lo observe todo y que al mismo tiempo pueda estar fresquito.

Pero también debemos fijarnos en el resto de la transportadora, que debería incorporar agujeros suficientes para que haya una buena ventilación.

4. El gato debe saber donde está en todo momento

Lo que era bueno para la ventilación también puede serlo para que el gato vea todo lo que pasa a su alrededor.

Por eso la puerta de entrada con rejilla siempre es una buena opción, pero también deberemos tener en cuenta si hay alguna otra ventana para que controle todos los flancos. Eso es básico para comprar la mejor transportadora para tu gato. 

Pero no te confíes, porque hay gatos que piensan eso de “ojos que no ve, corazón que no siente”. Si ves que tu gato es muy asustadizo, quizá puedas pensar en una opción con menos ventanas para que no se asuste con todo lo que pase a su alrededor.

Eso debes ser tú quien lo valore, porque, evidentemente, nadie conoce a tu gato tan bien como tú. Tú eres la única persona que puede valorar sus necesidades. 

5. Comodidad ante todo

Si bien muchos transportines rígidos no traen ninguna opción textil para el interior, sí que sería bueno incorporar algún tipo de manta o cojín para que esté lo más cómodo posible durante el viaje.

Piensa que, cuanto más cómodo esté él, más tranquilos estaremos nosotros durante el viaje. Si el gato no está cómodo, nos lo hará notar y eso puede ser muy molesto durante un viaje de larga duración.

Y ya que tienes la transportadora, te damos nuestros mejores consejos para que lo convenzas de meterse.

¿Salidas de emergencia para tu gato? ¿Por qué no?

Pues eso. ¿Has pensado qué podría pasar si se atasca la entrada principal? Si bien no es algo imprescindible, sí que viene bien contar con más de una salida para sacar a nuestro gato en alguna situación complicada, o si se pone nervioso por algún motivo.

Toda precaución es poca por el bienestar de nuestra mascota y por eso estamos seguros de que, con estos consejos, ¡tu gato viajará siempre en primera clase!