Publicidad

Por qué mi gato se enoja conmigo: cómo detectarlo y comprenderlo

por que mi gato se enoja conmigo

A veces puede parecer que tu gato está enojado... ¿por qué?

© Shutterstock

Los gatos son animales muy misteriosos e independiente y, a veces, es realmente difícil averiguar qué es lo que les molesta. Sin embargo, es más sencillo de lo que parece. Sólo hay que aprender a entender su lenguaje corporal, ¡te decimos cómo!

Por Maica Bosch

Actualizado el 08/02/21 8:15

A los gatos les molestan muchas cosas y también tienen muchos miedos. Lo principal para majenar la situación es entender que, a los gatos, el mínimo cambio dentro de su rutina les hace sentir extraños y pueden malinterpretar algunas cosas y situaciones.

Es importante entender todo aquello que les molesta, así como aprendernos algunos datos más sobre el enojo de los michis, para poder comprenderlos y manejar su molestia cuando llegue a presentarse.

Por qué mi gato se enoja conmigo

Usualmente, los gatos son animales domésticos con un actitud tranquila y amigable. No suelen ser animales de carácter nervioso pero en cambio, sí son un poco sentimentales, a pesar de su fama de ser animales fríos y distantes.

Los gatos son muy sensibles a los cambios en su entorno. © Shutterstock

Estas son algunas de las razones que pueden hacer enojar a un gatito:

  • Cargarlo todo el tiempo. Los gatitos son independientes y no toleran estar en brazos mucho tiempo. Si mueve su cola rápido y agacha las orejas es hora de bajarlo.
  • No limpiar su baño con regularidad Los gatos son pulcros y no les gusta hacer sus necesidades en un baño con arena sucia. ¿Cómo saber si un gato está enojado? Si la caja apesta puede ser que el animal decida incluso hacer sus necesidades en otro rincón de la casa.
  • Demasiadas caricias. La tolerancia ante los cariños es diferente en cada gato, puede ser que al nuestro no le gusten mucho o los tolere por poco tiempo.
  • No cumplir con sus horas de comida. Los gatos son más felices cuando tienen una rutina constante para todo, pero especialmente para la comida. Debemos hacer que coma cada día a la misma hora para que esté siempre contento.
  • La llegada de un nuevo miembro (humano o peludo) a la familia.  Aunque hay mucho perros y gatos que conviven juntos sin problema, al principio siempre es algo difícil. Sobre todo si centramos nuestra atención en ese pequeño cachorro que acaba de llegar a la familia, esto es algo que a los gatos les puede enojar. Lo que queremos llegar a decir con este ejemplo es que el felino puede llegar a sentirse triste cuando no le damos el cariño que necesita y al que está acostumbrado. A los gatos les molesta que los ignoremos, ellos quieren nuestros apapachos y son conscientes de que se los merecen.
¿Sabes qué quiere decir tu gato cuando mueve su cola?

¿Los gatos se enojan con sus dueños?

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Oregon, tanto los gatos como los perros desarrollan un apego por los humanos con los que conviven, comparable al que desarrollan con miembros de su manada, de su propia especie.

Y de acuerdo con Kristyn Vitale, la investigadora que llevó a cabo el estudio, los gatos que se sienten inseguros en relación con su humano "pueden ser propensos a esconderse o actuar fríos y distantes".

"Se ha creío -señala Vitale- que los gatos son así. Pero la mayoría de los gatos tienen a su dueño como fuente de seguridad. Tu gato depende de ti para sentirse seguro cuando está estresado".

De manera que sí, puede ser que esté actuando distante, pero no es precisamente porque esté enojado contigo, ¡sino porque te necesita más que nunca!

Gato enojado: cómo detectarlo por su lenguaje corporal

Lo que les molesta a los gatos son varias de nuestras actitudes pero, para saber realmente si están enojados o no, deberemos fijarnos en su lenguaje corporal.

El lenguaje corporal de tu gato te permite detectar si está molesto. © Shutterstock

El gesto corporal más conocido para saber que el felino está enfado es el bufido, aunque hay algunos más:

Gruñidos

Los ronroneos y los gruñidos no son los mismo y debemos aprender a diferenciarlos, porque esos dos gestos dicen dos cosas que son totalmente opuestas. Si acariciamos a nuestro gato y nos gruñe es mejor que le dejemos estar solo un rato hasta que sea él el que venga hacia nosotros.

Orejas hacia atrás

Esto puede significar, o que tiene miedo, o que hay algo en el ambiente que no le gusta. La mayoría de las veces es la segunda opción. Puede ser que nuestros cariñitos le estén molestando o que está enojado y, ante nuestra insistencia para que nos perdone, lo hacemos enojaar todavía más.

Una vez más, la opción más inteligente es dejar al animal en paz hasta que se le pase.

Enseñar los dientes

Al gruñir un gato puede enseñar los dientes o no, en función del grado de enojo que haya alcanzado. Si nos los muestra debemos andar con cuidado. Será imposible intentar calmarlo porque entró en otro estado y en esta situación lo mejor es alejarse.

Ignorar a  los humanos que lo hicieron enojar

Puede ser que nuestro gato siempre acuda cuando lo llamamos y que un día deje de hacerlo. El motivo es obvio y es que se enojó contigo. Ya sea porque se quedó solo mucho tiempo, porque no le has dedicado suficiente tiempo…

La cosa es que hubo algo que le molestó.

Cómo saber si un gato está enojado o feliz

Hay signos en el lenguaje corporal de tu gato que te permitirán diferenciar fácilmente si tu minino está enojado o, por el contrario, se siente feliz y satisfecho de la vida.

Señales de que un gato está feliz y contento:

  • Parpadea lentamente.
  • Te da golpecitos con la cabeza.
  • Te maúlla.
  • Se sienta a tu lado.
  • Te enseña la barriguita.
  • Ronronea.
  • Te mira fijamente.

Señales de un gato enojado:

  • Tiene los ojos muy abiertos y las pupilas dilatadas.
  • Mueve rápidamente la cola, de forma agitada.
  • Barre el suelo con la cola estirada.
  • Arquea el lomo.
  • Bufa (¡está furioso!).
  • Pone las orejas hacia atrás

Si detectas estas señales en tu minino, intenta darle su espacio.

Preguntas frecuentes

😾 ¿Por qué mi gato se enoja de la nada?