Publicidad

¿Cómo hacer que los gatos no rasguñen los muebles?

como hacer que los gatos no rasguñen los muebles

Un gato suele pasar mucho tiempo en su sillón

© Pixabay

Te explicamos cómo hacer que los gatos no rasguñen los muebles. Checa estos valiosos consejos, que mejorarán la convivencia con tu gato y el aspecto de tu hogar

Por Roberto Herrero

Actualizado el

Cuando se tiene un gato en casa sabrás perfectamente que uno de los principales problemas asociados a la convivencia con él es el de los rasguños en los muebles, específicamente en los sillones. Los rasguños insistentes de un gato sobre los cojines de una silla o sillón, pueden darle rápidamente al mueble un aspecto viejo y descuidado.

Por eso en Wamiz queremos ofrecerte cinco consejos para evitar que esto suceda -relacionados con el comportamiento de los gatos - y, por qué no, para que, de paso, mejores la relación con tu gatito.

Cómo hacer que los gatos no rasguñen los muebles: tips infalibles

Desde ofrecerle otros espacios para arañar hasta elegir muebles cat-friendly, estas son algunas de las acciones que puedes tomar para que tu gato no rasguñe los muebles o cause los menos desperfectos posibles en tu hogar.

Corta periódicamente las uñas de tu gato

Las uñas son el principal arma de defensa con el que cuenta un felino, por eso, las garras de los gatos crecen hasta el punto de convertirse en auténticos aguijones. Por lo tanto, no es conveniente descuidar esta faceta si no se quiere tener un disgusto.

Al momento de cortarle las uñas a un gato, hay gatos que no protestan demasiado, pero otros se estresan mucho.

Cómo cortarle las uñas a mi gato (y que no rasguñe los muebles)

  • Es importante aprovechar un momento en el que el gato esté tranquilo.

  • Se debe procurar acariciarlo en todo momento y empezar por cortarle solo las puntas para que no rasguñen demasiado.

  • Si con el paso de las sesiones va siendo cada vez más permisivo, prueba cortando un poquito más, pero sin llegar al hiponiquio (borde libre de la uña), que es donde tiene la carne.

  • Si te pasas, lo notarás porque nuestro gatito se quejará y te lo dejará saber. De esta manera, sus uñas sean menos eficaces a la hora de rascar los muebles.

gato rasguña muebles
A los gatos les gusta rasguñar los muebles para marcarlos con su olor. © Pixabay

Alfombras y tapetes a prueba de gatos

Al contrario de lo que muchos puedan pensar, los gatos no rasguñan los muebles para afilarse las uñas, sino que lo hacen para marcar su territorio por medio de unas glándulas que tienen situadas justo debajo de las almohadillas de sus patas y también por las señales que dejan los rasguños.

Por tanto, tienen una tendencia natural hacia esta práctica. Existen tapetes y alfombras que son muy adecuadas para que nuestros gatos se estiren en ellas y las rasguen todo lo que quieran, ya que su diseño impide que se perciban los desperfectos.

Una gran opción es esta alfombra de petatillo, en la que el gato se podrá estirar todo lo que quiera y nunca se verá deteriorada.

Cuando se vea que el gato la marca, hay que premiarlo con una caricia y unos cuantos cariñitos y poco a poco irá olvidándose de ese preciado sillón.

alfombra tapete gatos
Algunos muebles son más aptos para los gatos. © Pixabay

Rascadores para gatos

Aunque muchas veces los gatos ignoran los rascadores, siguen siendo un producto útil en la lcuha contra los muebles rasguñados.

Probar diferentes rascadores para gato no es una mala opción, y quizá sea hasta necesario, ya que hay gatos que sí suelen interactuar mucho con ellos.

Los hay de muchos formatos. Están los más comunes, de cuerda y tela, aunque en la redacción de Wamiz reconemdamos los rascadores de cartón, que son mucho más ligeros y baratos.

Además suelen venir con una bolsita de catnip, que sirve cpara atraer eficazmente a los felinos. Bastará con esparcir un poco sobre el rascador para que el gato comience a sentir interés por su nuevo juguete. Se pueden conseguir en cualquier tienda de animales o en internet.

rascador para gatos
Tener su propio rascador sirve para que tu gato no rasguñe los muebles. © Pixabay

No regañes a tu gato

Es muy complicado no regañar al gato cuando se le descubre rasguñando los muebles. Sin embargo, es importante evitarlo.

El estrés suele ser el causante de esta conducta, por eso un castigo excesivo podría estresar aún más al animal, creando así un círculo vicioso que solo contribuiría a hacer más grave el problema, llegado incluso a la agresividad en el gato en momentos puntuales.

Hay que corregir su comportamiento tomando al animal y poniéndolo en el lugar donde esté su rascador. También es recomendable con caricias y premiar su buen comportamiento con palabras cariñosas. Poco a poco entenderá que ese, y no otro, es el lugar adecuado.

Aquí puedes ver más consejos para acabar con el problema de los muebles arañados:

Cómo proteger los muebles de los rasguños de gato

Si pese a todo lo anterior, el gato no deja de arañar los sillones u otros muebles, considera esta alternativa que, si bien no solucionará el problema radicalmente, puede ayudar a evitar las complicaciones.

Actualmente en las tiendas de muebles puedes encontrar un gran número de fundas para sillón, que lo mantendrán con buena imagen y lo protegerán de las garras gatunas.

Se debe procurar escoger una que no se deshilache fácilmente.

Si el gato comprueba que le resulta difícil engancharse, poco a poco irá pensando en otro lugar en el que desestresarse y es precisamente ahí donde podría entrar en juego la alfombra que se mencionó antes.

Es posible que pasado algún tiempo se pueda quitar la funda al sillón y el gato ya ni se acordará de que durante semanas fue su propio parque de diversiones.

Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar