Publicidad

Trucos sencillos para proteger a tu minino del frío invierno

protege a tu gato del frio advice

Proteger a tu gato del frío es muy importante 

© Shutterstock

En Wamiz queremos que protejas a tu gato de la mejor manera posible y por eso vamos a darte los mejores consejos para el invierno. A ellos les encanta sentirse calentitos y nosotros siempre les deseamos lo mejor.

Por Vanessa Parapar

Actualizado el 29/01/20 10:35

Queremos centrarnos en la manera de proteger del frío a nuestros animales en los meses de invierno. En este sentido, todo dependerá del tipo de vida que lleve tu gato, ya que si vive en una casa de la que nunca sale y la temperatura es óptima, apenas tendrás que tomar precauciones.

Sin embargo, si tu gato está acostumbrado a salir en busca de aventuras y no tienes claro a dónde va ni en qué sitios se mete, quizá sí te convenga leer los  consejos que te mostramos a continuación.

Cómo proteger a tu gato del frío invernal

1. Una prenda de abrigo... si él te lo permite, claro

A los gatos no les gusta demasiado que les pongas cosas encima, ya sean collares, correas o prendas de vestir. Pero no se puede generalizar porque todo depende del felino. Aunque si nunca le has puesto un suéter o un impermeable, vas a tener que tomártelo con calma.
 

ropa para gato jersey


Hay suéters muy cálidos y confortables que hacen perfectamente su función y que son ideales para mantener la temperatura corporal de tu animal. Aprovecha un momento en que lo encuentres relajado y acércale la prenda para que se familiarice con ella, para que la huela y comience a conocerla. De hecho, es muy recomendable que se la pongas de vez en cuando en su cama para que duerma con ella, asimilando así su olor y su textura. Intenta probársela y observa cómo se lo toma. Si tienes suerte, quizá no tarde en aceptarlo y podrás protegerlo de las bajas temperaturas del invierno.

2. Si vives en una zona de muchas lluvias, mejor con impermeable

Como ya te hemos comentado en alguna ocasión, el pelo de los gatos -ese que debemos cepillar en mayor o menos medida dependiendo de la raza felina- está recubierto con una capa de grasa que le otorga un gran poder impermeable, esta no es suficiente para aguantar grandes cantidades de lluvia. Por eso, si vives en una zona con un índice alto de precipitaciones, lo mejor será que consigas un impermeable para protegerlo,en caso de que tu felino salga de la casa a explorar nuevos horizontes. 

Hay impermeables de muchos tipos y con distintos acabados, aptos para todos los bolsillos. Es un prenda muy aconsejable, ya que permite rechazar la mayor cantidad de agua que les cae encima.

3. Aunque no salga de la casa, es importante protegerlo del frío

Te dijimos que si tu gato no es aficionado a salir de casa, apenas tienes que tomar precauciones contra el frío. Pero no está de más analizar cuáles son las zonas más frías de nuestra casa para observar si el animal pasa mucho tiempo en ellas o no.

Si tienes un patio en el que hace bastante frío, lo mejor será mantener al animal alejado de esa zona, sobre todo su cama (aquí podrás encontrar la más cómoda) y su comida, que es donde pasará buena parte del tiempo. Si el arenero lo tienes en una zona así, intenta cambiarlo a una zona más cálida durante estos meses.

4. Los calentadores, tus grandes aliados
 

gato radiador calor

Como ya habrás observado, a los gatos les encanta el calor y por eso siempre se sitúan cerca de radiadores.  Por eso, en estos meses te ganarás el cariño de tu minino si mueves su cama y la pones al lado de alguna fuente de calor, por supuesto, cuidando que no represente ningún riesgo para él.

5. El sol es la fuente de calor más económica

Durante las mañanas de invierno de pleno sol, que, si bien son frías, en el exterior, pueden ser muy agradables dentro de tu casa, es recomendable que tengas las persianas subidas la mayor parte del tiempo. Ya verás cómo tu gato no tarda en tumbarse al sol para elevar al máximo su temperatura corporal. Es una manera muy efectiva y sostenible de proporcionar a tu animal todo el calor que necesita.

Otra posibilidad, que tu minino seguro no descartará, será dormir contigo. Descubre cuáles son las ventajas y desventajas de hacer esto.

Si con todos estos tips sientes que tu gato tiene frío, no come lo suficiente y está decaído, no dudes en llevarlo al veterinario. Esta será la manera de prevenir, curar y proteger a tu amigo de cuatro patas de cualquier problema de salud.