Noticias :

Publicidad

Desparasitar un gato recién nacido: TODO lo que hay que saber

desparasitar gatito recien nacido advice

Un gatito bebé necesita cuidados especiales.

© Shutterstock

Cuando tienes un gato cachorro hay una serie de aspectos que debes tener en cuenta para que el felino disfrute de una salud perfecta. Uno de los problemas que más les puede afectar a los gatos cuando son recién nacidos son los parásitos, por lo que es primordial que conozcas cómo desparasitar a un gato recién nacido.

Por Yanira Rodríguez

Actualizado el 10/02/20 4:12

Desparasitar a un gato recién nacido: los diferentes tipos de parásitos

El proceso por el que se eliminan los parásitos del sistema digestivo o del pelo de tu gato se conoce como desparasitación y es muy importante para la salud de tu gato llevarla a cabo. Si no se hiciera dicha desparasitación el gato podría enfermarse gravemente y, no sólo eso, sino que además podría contagiar a otros animales e incluso a otras personas.

Hay dos tipos de parásitos dependiendo del lugar en el que se desarrollan:

Parásitos internos

Se encuentran dentro del cuerpo del animal, sobre todo en el intestinos, pero también pueden verse afectados otros órganos como son el corazón o los pulmones. 

Los parásitos internos más habituales son los protozoos y los gusanos intestinales que llegan a causar incluso heridas en el intestino y obstrucciones bastante graves. 

Los síntomas que puede tener un cachorro con esta clase de parásitos en su interior son fatiga, abdomen hinchado, tos, vómitos, diarrea, falta de apetito e incluso fiebre en los gatos

Parásitos externos 

Éstos también se conocen como ectoparásitos, y son los que se quedan sobre la piel del animal. Los que todos conocemos son las pulgas y las garrapatas, que sobreviven a base de sangre del animal en el que están adheridas.

Cómo desparasitar a un gato bebé

Para desparasitar a un gato recién nacido existen varias opciones, en función de si son parásitos internos o externos. 

A la hora de luchar contra los parásitos externos, lo mejor que hay son los collares antipulgas, pero éstos sólo están recomendados para gatos que ya tengan entre 4 y 10 semanas de vida. Por lo que si tu gato todavía tiene menos de 4 semanas lo que puedes utilizar es un spray antipulgas ya que son muy seguros para el gato; incluso cuando todavía tiene solo días de vida.

Por otro lado, para saber cómo desparasitar a un gato recién nacido que tiene parásitos internos, lo único que puedes haces es visitar a un veterinario para que te recete las medicinas adecuadas y te explique cuáles serán las pautas a seguir en el tratamiento. 

Desparasitar internamente a un gato bebé: cómo conseguirlo

Lo más difícil de todo ese tratamiento seguramente sea darle las pastillas a tu gato, ya que son bastante reacios a tomarlas y no las aceptarán a la primera. Si se ponen muy nerviosos, lo que puedes hacer para calmarlos es darle la medicina pero siguiendo unos pasos:

  • Envuelve al gato en una sábana o toalla y deja sólo su cabeza afuera. Hay que tener cuidado de no enrrollarlo mucho, y actúa en todo momentos con calma para contagiarle esa tranquilidad al gato pues copian nuestra conducta.

  • Ponlo en tu regazo, así estará más tranquilo y también lo tendrás más controlado.

  • Sujeta su cabeza con tus dedos, concretamente debes colocar el dedo pulgar y el indice uno en cada lado de su cara. Puede ser que se revuelva y te intente morder si se siente atacado.

  • Abre la boca del gato ejerciendo un poco de presión con los dedos que ya tienes puestos en ambos lados de su cara, así abrirá la boca. Controla en todo momento la fuerza que ejerces sobre su boca para no lastimarlo.

  • Coloca despacio la medicina dentro de su boca, lo más atrás posible para que se la trague de inmediato.

  • Cuando sueltes la boca del gato, mantenla cerrada con tus manos unos segundo para que no pueda escupir la pastilla, así se la tragará.

  • Si ya estás seguro de que se la tragó puedes soltare el hocico. No está de más que le eches un ojo después de soltarlo pues podría no haberse tragado la medicación y la va a terminar escupiendo.

  • Si se la traga a la primera debes premiarlo. Felicitarlo por el trabajo bien hecho hará que no relacione ese momento con una mala experiencia. Las muestras de cariño también sirven como premio y si no, puedes darle algún antojito para mascota.

Siguiendo estos sencillos consejos ya sabes cómo desparasitar a un gato recién nacido de la forma más sencilla, por lo que no será algo pesado para ninguno de los dos.

En el caso que el felino se quede con una mala sensación de ese momento ya lo relacionará siempre con esa sensación de estrés y miedo, por lo que será cada vez más difícil que ceda a tomarse sus medicinas.

Una vez que ya hayas desparasitado a tu gato recién nacido o cuando ya tenga unos meses de vida, los dos estarán más tranquilos; el gato porque se sentirá obviamente más sano y tú porque sabrás que has podido ayudar a tu felino a mejorar su salud.
 

Lee también