Noticias :
Wamiz Logo

Publicidad

El resfriado común en los gatos: síntomas, prevención y tratamiento

gato con gripa advice

Un gatito resfriado recibiendo los cuidados necesarios para curarse rápidamente

© Shutterstock

Es normal que puedas tener un gato resfriado, especialmente si estaba en una colonia con más individuos afectados. Encuentra aquí cómo reconocerlo, tratarlo y prevenirlo.

 

Por Maica Bosch

¿Qué es el resfriado de gato?

El virus del resfriado común de gato se caracteriza por tener una alta variabilidad genética, lo que significa que hay muchas cepas que causan la enfermedad; incluso se sabe que hay varias familias de virus, incluyendo el Calicivirus y el Herpesvirus.

La consecuencia para el animal es que es más difícil desarrollar inmunidad: la vacuna contra el resfriado común, por ejemplo, no protege contra todas las cepas, sino contra la mayoría.

El resfriado común de gato es transmitido por el aire o por contacto directo, y es altamente contagioso. Es un virus que se encuentra a menudo en gatos que viven en grupos al aire libre como por ejemplo en áreas urbanas o en refugios. Puede ser difícil deshacerse de la enfermedad sin una buena vacunación y un buen manejo de los animales enfermos.

Otra característica importante de este virus es que se esconde, entre dos fases de síntomas, en las células de su huésped, lo que lo hace inaccesible para las defensas inmunitarias y posibles fármacos. Por lo tanto, un animal afectado por la enfermedad será portador de por vida, a pesar de los tratamientos; sólo se tratarán los síntomas, pero no eliminaremos el virus.

No es una enfermedad que pueda ser  transmitida a los humanos.

 

¿Cuáles son los síntomas del resfriado común en los gatos?

  1. El resfriado común se caracteriza por los problemas respiratorios. El virus invade las membranas mucosas de la nariz, el paladar y la lengua, donde se multiplica.
     
  2. El gato desarrolla hipertermia, que puede ser muy grave (¡Esta fiebre a veces llega más de 40°!).
     
  3. Pierde rápidamente el apetito, lo que es un problema en gatos que deben comer a menudo.
     
  4. A menudo sale un líquido de los ojos y de la nariz; sucede regularmente que el moco es tanto que el sentido del olfato del gato pierde agudeza, lo que no le ayuda a comer. Estos flujos se acompañan de ruidos respiratorios fuertes (silbidos) y tos/estornudos.

Puede haber convulsiones que varíen mucho en intensidad: desde una hipertermia leve hasta un problema de respiración tan grave que pueda causarle la muerte. Los individuos más sensibles a esta enfermedad son los gatitos y los gatos ancianos, por su sistema inmunológico más débil (inmunosupresión).

En caso de crisis, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario, incluso en caso de emergencia si los síntomas aparecen repentinamente: el pronóstico de un gato inmunocomprometido es negativo.

gato resfriado veterinario

¿Qué tratamiento hay para el resfriado común en gatos?

Aunque a nosotros nos pueda parecer una simple gripita, hay que saber muy bien qué se le puede dar a un gato resfriado.

Algunas crisis pueden requerir hospitalización, para llevar a cabo el tratamiento sintomático. Luego, a menudo se proponen inhalaciones para ayudar al gato a despejar gradualmente sus vías respiratorias.

La cobertura antibiótica se proporcionará hasta que el sistema inmunológico haga su trabajo. La crisis a menudo dura varios días. El tratamiento normalmente se continúa en casa durante una o dos semanas.

¿Cómo prevenir el resfriado común en los gatos?

Es una buena práctica vacunar a los gatos contra esta enfermedad. Pero es importante tener en cuenta que la vacuna no protege contra todas las cepas del resfriado: la vacuna contra el resfriado común del gato reduce en gran medida el riesgo de enfermarse, pero los síntomas podrán aparecer igualmente si tu gato se ve afectado por una cepa no presente en la vacuna. De hecho, hay cepas para las que no existe ninguna vacuna en el mercado.

Como la enfermedad está presente de forma significativa en la población felina y es altamente contagiosa, los efectos beneficiosos de la vacuna son claramente visibles: el número de gatos afectados ha disminuido enormemente desde que se empezó a administrar la vacuna.

Se debe prestar especial atención a la protección de los gatos en etapa de cría, especialmente si nacen en comunidad, y de los gatos viejos. El gato que está más expuesto, es el animal que debe ser vacunado primero.

Podríamos pensar que sólo los gatos que viven en el interior, sin contacto con otros gatos, pueden evitar ser vacunados por esta enfermedad, pero aún así hay un riesgo muy bajo de que el dueño traiga a la casa partículas virales si él mismo está en contacto con el virus, porque el virus es bastante resistente.

Los animales que ya han contraído la enfermedad, aunque sean portadores de por vida, también pueden ser vacunados. De hecho, la vacuna estimula el sistema inmunológico del gato para que reaccione más rápidamente en caso de que el virus se propague en la sangre.

Sin embargo, cuando el animal portador crónico entra en crisis, el virus se debilita por la reactividad del cuerpo y la crisis es a menudo mucho menos intensa que en un animal no vacunado. Por lo tanto, vacunar a un gato que ya ha padecido el resfriado común es algo útil.

No dudes en pedirle a tu veterinario que te aconseje sobre las vacunas y también para saber más sobre los signos a tener en cuenta en caso de crisis y sobre la presencia del resfriado común en los gatos de tu zona.