Publicidad

¿Los gatos pueden comer avena o les hace mal?

gatos pueden comer avena © Daria Medvedeva / Shutterstock

Si te gusta comer avena y quieres compartirla con tu gato, decubre si es seguro que los michis ingieran este alimento.

Por Sandra Apolinar

Publicado el

Ya sea que comas avena con leche para el desayuno o prefieras unas deliciosas galletas, la avena es uno de esos alimentos humanos populares, saludables y versátiles.

La avena es elogiada por sus beneficios: llena de fibra, hierro y vitamina B, nos puede ayudar a comenzar muy bien el día con sus múltiples nutrientes. 

Entonces, si es beneficiosa para nosotros, ¿también pueden comer avena los gatos?

Si te estás preguntando acerca de darle avena a tu gato o pensando en los beneficios para su salud, tienes que saber que la avena es perfectamente segura para los gatos.

¡Sigue leyendo para obtener más información!

¿Los gatos pueden comer avena?  

La respuesta corta es sí. Como mencionamos, los gatos pueden comer avena. Dar avena a tu gato puede proporcionar una serie de beneficios para los michis, de hecho, la avena se usa a menudo en ciertas fórmulas comerciales de alimentos para gatos

Solo asegúrate de vigilar la cantidad de avena que le estás sirviendo a tu gato y la forma en que la cocinas.

Según el blog de Purina, los gatos pueden comer avena mezclada con agua, en lugar de leche. Recuerda que muchos gatos son intolerantes a la lactosa y, cuando están completamente desarrollados, carecen de las enzimas necesarias para digerir la leche correctamente.

La avena es muy saludable para los humanos, ¿y para los gatos? © Losangela / Shutterstock

¿La avena le hace mal a los gatos?

No, la avena no es dañina para los gatos. Cuando se sirve de forma correcta, la avena puede ser una buena fuente de proteínas y vitaminas para tu mich. La avena es rica en muchas vitaminas B, junto con hierro, calcio, zinc y selenio.

Los gatos son carnívoros y obtienen todos sus beneficios nutricionales de la carne. Por lo tanto, su comida húmeda o croquetas comerciales pueden satisfacer todas sus necesidades dietéticas y agregar extras como la avena no tiene un gran valor nutricional.

Los alimentos para gatos suelen ser ricos en proteínas y bajos en carbohidratos, por lo que se deben evitar los alimentos ricos en carbohidratos, ya que esto puede conducir a una ingesta de calorías superior a la necesaria.

Sin embargo, pequeñas cantidades de avena están bien como un regalo ocasional y pueden proporcionar algunos pequeños beneficios para la salud.

¿Es bueno este cereal para los gatos? © les images / Shutterstock

La avena es bastante rica en proteínas y grasas, lo que la convierte en uno de los alimentos humanos más adecuados para los gatos. Las grasas en la avena también contienen ácido linoleico y aminoácidos que son buenos para una piel y un pelaje saludables.

La avena tiene un buen contenido de fibra dietética, que puede ser buena para el tracto digestivo, evitando el estreñimiento, pero en exceso puede sobrecargar el intestino y causar problemas digestivos. 

Cómo preparar avena para gatos 

Cuando se trata de dar avena a tu gato, asegúrate de prepararla en agua en lugar de leche. En segundo lugar, evita agregar sal cuando cocines la avena, y definitivamente no agregues ingredientes adicionales como azúcar o jarabe cuando la prepares.

Además, apégate a servir avena natural a tu gato. Evita las marcas comerciales de avena, especialmente la avena instantánea, que pueden contener sal, especias o edulcorantes artificiales adicionales.

Aquí hay dos recetas para preparar avena para gatos.

Cómo preparar avena para gatos: Método 1

Un método es simplemente hacer un “té de avena”, remojar una cucharada de avena en una taza de agua durante 15 a 20 minutos y luego colar el agua de la avena. Este líquido nutritivo debe enfriarse a temperatura ambiente antes de usarse para humedecer las croquetas secas. 

Cómo preparar avena para gatos: Método 2

Si no quieres agregarla a su comida, simplemente hierve 1/4 de taza de agua, agrega 1/8 de taza de avena y cocina, revolviendo ocasionalmente, durante unos 20 minutos o hasta que esté suave. Nuevamente, deja enfriar antes de servir.

La avena solo se debe dar como un premio ocasional, ya que comerla con demasiada frecuencia y como parte principal de su dieta puede causar problemas digestivos y una dieta desequilibrada. 

Según CatInfo.org, un gato promedio debe comer entre 150 y 250 calorías por día. Entonces, un buen punto de partida sería una comida de 1/4 taza de avena cocida que contiene alrededor de 75 calorías.

¿Qué otros alimentos humanos pueden comer los gatos?

En este video, una veterinaria habla más sobre los efectos de la avena en los gatos (y perros):

 

Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar